Hoy fue viernes. Hoy comenzó la primavera. Hoy continuó el vértigo de la Semana de Boedo 2018. Hoy seguimos haciendo y debatiendo presentes en nuestro barrio. Hoy algunos de los rizomas de la marea feminista brotaron y se territorializaron en nuestro barrio. Hoy fue un lindo día para hacer presencia en Boedo. Porque a las 18:30 hs. Dora Barrancos charló con Andrea Conde + Flor Albarracín, en Teatro Pan y arte. Y 2 cuadras después, a las 20 hs. la Asamblea Popular Feminista trajo sus Voces y mujeres, trenzas y poemas, lectura y escritura colectiva feminista, a El gato escaldado Libros. 

He aquí una breve memoria de ese intensamente bello momento de poesía colectiva en la librería.


Poema trenzado colectivamente

en el salón escaldado el viernes 21 de septiembre de 2018,

a partir de algunos versos de las poetas 

Alfonsina Storni, Alejandra Pizarnik, Susana Thenon, Juana Bignozzi, Laura Yasán, Idea Vilariño, Gioconda Belli y Jamaica Kincaid


El silencio está tronando

No estoy sola, estoy conmigo

——–

Nosotras queremos ver y oler las flores

Queremos flores de los que no se alegraron cuando nacimos hembras en vez de machos

Nosotras queremos la fiesta y el brindis de los compañeros de papá porque no nacimos varones

——–

Si te tocan la patria de carne

Sacá la fiera

Camina firme

La cabeza en alto

Sin caer en esa trampa

Junto a tus hermanas

Camina firme

Por las calles y plazas

———-

Trenzando versos

Trenzando mujeres

Mujer país

Trazo mapa en el mapa

Trenzo mapa en el mapa

Trenzo versos en mí, mujer.

En el puño cerrado el corazón

En el otro la piedra

Educada para ser la magnífica militante

Leer la historia de mi país

Trenzar la historia

Trenzarme mujer y militante

Queremos flores de los que nos quemaron por brujas

Y nos encerraron por locas

Queremos flores hoy

Del jardín del que nos expulsaron

Y aquí estamos volviendo y trenzando flores.

————

Soy mujer. Y un entrañable calor me abriga cuando el mundo me golpea.

Soy mujer. Y una entrañable brisa me despierta cuando el mundo me abraza.

———-

Cuando a la casa del lenguaje se le vuela el tejado y las palabras no guarecen, y hablo, yo canto, yo recito y yo bailo.

———

Soy la voracidad en la ruta del hambre

Vengo a decir lo mío y está lleno de voces el país de los muertos

Camino y grito hasta que el verde del musgo asome.

———

Soy la mujer en la ruta del cuerpo

descubriendo vientos e infinito

————–

Amanece con pelo largo y trenzado, un poco enredado, olor a barro, a chipá y sopa paraguaya. Con aires de abrazo y lucha. A habitar ese jardín, ese barrio.

———

Ya no tengo

No quiero

Tener ya más temores

Ya no tengo

No quiero

Sentir ya más presiones.

Tendría que animarme a jugar

Y vivir el camino