N

Neverwhere, de Neil Gaiman (editado en castellano con el mismo título original que en inglés. La traducción podría ser algo así como En ningún lado nunca), Rocabolsillo.

Neil Gaiman es un universo. Pleno, múltiple y complejo. Tiene sus grandes soles, sus galaxias y sus planetoides. Cuerpos verbales autónomos e interrelacionados, llenos de habitantes, gravedades y flotaciones, imágenes inconmensurables y polvos cósmicos, energías vertiginosas y siempre perturbadas dosis de materia oscura. Pero todos hechos de los mismos elementos: Palabras (químicamente organizadas). Tal vez por eso el Universo Gaiman tenga muchas puertas de entrada posibles: desde la infancia o la adultez, desde la historieta o la narrativa, desde las adaptaciones gráficas o del cine, desde sus ensayitos o sus Masterclass. No hay un solo texto de Gaiman que se salga de su universo, aunque todos a su modo lo expanden. Y tal vez por eso, en esa arbitrariedad de posibles entradas, y en un sentido muy, muy, pero muy literal, Neverwhere es una “Puerta perfecta para adentrarse en el universo Gaiman y conocer una de las literaturas contemporáneas más poderosas del hemisferio norte.  Transcurre en Londres, a fines del milenio pasado, con libres aires de realismo moderno y urbanizado. Pero pronto el pasaje-por-la-puerta de nuestro héroe nos dará cuenta que ni Londres es Londres, ni los milenios cambian demasiado, ni el aire es libre, ni lo real es moderno y mucho menos los escenarios son algo que llamaríamos urbanizados. Neverwhere se editó por primera vez hace ya más de 25 años, pero la edición actual la mejora notablemente, ya que es una reedición prologada, corregida, ampliada y con un capítulo nuevo agregado, una refulgente frutilla más en el postre cósmico de Gaiman.

* * * * *

En el Abecedario escaldado jugamos con las letras del abecedario. A través de ellas, mostramos azarosamente un poco del universo escaldado: títulos, autorxs, ilustradorxs y editoriales que se pueden encontrar en las estanterías y mesas de El gato escaldado – Libros.